Buñuelos azucarados

    370
    Receta de buñuelos de azucar mexicanos
    Rating
    Productos1 Persona
     2 tazas de harina para todo uso
     1 cucharadita de polvo para hornear
     1 cucharada de azúcar
     ½ cucharadita de sal
     1 huevo
     1 cucharada de mantequilla ya derretida y a temperatura ambiente
     ¾ taza de agua tibia
     1 cucharadita de esencia de vainilla
     2 tazas de aceite vegetal para freír los buñuelos
     Azúcar para espolvorear
    1

    Mezcla la harina, el polvo para hornear, 1 cucharada de azúcar y 1/2 cucharadita de sal.

    2

    Forma un hueco en el centro de la masa y agrega 1 huevo, la mantequilla derretida y la vainilla. Revuelve hasta que la mezcla dé la apariencia de pedacitos de avena. Agrega el agua poco a poco y amasa por 5 minutos hasta obtener una mezcla suave y lisa. Cubre la masa con un pañuelo o servilleta de cocina y deja reposar durante 30 minutos.

    3

    Mientras la masa está en reposo prepara tu área de trabajo con un rodillo, un plato grande con una toalla de papel o bolsas de papel abiertas y harina extra para estirar las bolitas de masa, y una sartén grande con el aceite vegetal listo para el momento de empezar a freír los buñuelos.

    4

    Divide la masa en 12 bolitas y después cubrelas con una servilleta.

    5

    Calienta 3/4 de aceite en el sartén grande.

    6

    Coloca las bolitas de masa en tu superficie de trabajo previamente enharinada y estirá cada una con el rodillo.

    Aplana cada bolita hasta formar un círculo lo más delgado posible pero sin que se rompa.

    7

    Para darle ese estirón extra al buñuelo colócalo sobre una cazuela al revés y cubierta con una servilleta de manta; y estira el buñuelo por los bordes con mucha delicadeza hasta que el buñuelo quede completamente delgado.

    8

    Para evitar que los buñuelos se peguen unos con los otros ponlos en una mesa cubierta con un mantel limpio mientras terminas de formarlos todos.

    9

    Fríe los buñuelos en aceite muy caliente solo por unos segundos hasta que estén dorados y crujientes

    Después coloca los buñuelos en un plato cubierto con toallas de papel para absorber el exceso de aceite.

    Sírvelos calientes o a temperatura ambiente y espolvoréalos con azúcar. Recuerda que el azúcar se sirve al momento de servirlos.

    Categoría

    Ingredientes

     2 tazas de harina para todo uso
     1 cucharadita de polvo para hornear
     1 cucharada de azúcar
     ½ cucharadita de sal
     1 huevo
     1 cucharada de mantequilla ya derretida y a temperatura ambiente
     ¾ taza de agua tibia
     1 cucharadita de esencia de vainilla
     2 tazas de aceite vegetal para freír los buñuelos
     Azúcar para espolvorear

    Instrucciones

    1

    Mezcla la harina, el polvo para hornear, 1 cucharada de azúcar y 1/2 cucharadita de sal.

    2

    Forma un hueco en el centro de la masa y agrega 1 huevo, la mantequilla derretida y la vainilla. Revuelve hasta que la mezcla dé la apariencia de pedacitos de avena. Agrega el agua poco a poco y amasa por 5 minutos hasta obtener una mezcla suave y lisa. Cubre la masa con un pañuelo o servilleta de cocina y deja reposar durante 30 minutos.

    3

    Mientras la masa está en reposo prepara tu área de trabajo con un rodillo, un plato grande con una toalla de papel o bolsas de papel abiertas y harina extra para estirar las bolitas de masa, y una sartén grande con el aceite vegetal listo para el momento de empezar a freír los buñuelos.

    4

    Divide la masa en 12 bolitas y después cubrelas con una servilleta.

    5

    Calienta 3/4 de aceite en el sartén grande.

    6

    Coloca las bolitas de masa en tu superficie de trabajo previamente enharinada y estirá cada una con el rodillo.

    Aplana cada bolita hasta formar un círculo lo más delgado posible pero sin que se rompa.

    7

    Para darle ese estirón extra al buñuelo colócalo sobre una cazuela al revés y cubierta con una servilleta de manta; y estira el buñuelo por los bordes con mucha delicadeza hasta que el buñuelo quede completamente delgado.

    8

    Para evitar que los buñuelos se peguen unos con los otros ponlos en una mesa cubierta con un mantel limpio mientras terminas de formarlos todos.

    9

    Fríe los buñuelos en aceite muy caliente solo por unos segundos hasta que estén dorados y crujientes

    Después coloca los buñuelos en un plato cubierto con toallas de papel para absorber el exceso de aceite.

    Sírvelos calientes o a temperatura ambiente y espolvoréalos con azúcar. Recuerda que el azúcar se sirve al momento de servirlos.

    Buñuelos azucarados

    Deja un comentario